. . . donde la discreción y la prudencia no tienen cabida y las palabras adquieren la dimensión justa de lo que cada cual esté dispuesto a percibir.

Ligera de equipaje


Yo, para todo viaje
—siempre sobre la madera
de mi vagón de tercera—,
voy ligero de equipaje.
Si es de noche, porque no
acostumbro a dormir yo,
y de día, por mirar
los arbolitos pasar, 
yo nunca duermo en el tren,
y, sin embargo, voy bien.
¡Este placer de alejarse!
Londres, Madrid, Ponferrada,
tan lindos... para marcharse.
Lo molesto es la llegada.
Luego, el tren, al caminar,
siempre nos hace soñar;

Antonio Machado, de su poema 'En tren' (fragmento)

*Imagen adquirida de la web, desconozco la autoría


Vicios placenteros




Siempre he tenido el vicio de poner el viejo tocadiscos
recostarme en el sillón junto a un libro
y saborear una copa de vino.


*Imagen adquirida de la web, desconozco la autoría

Benedetti




De vez en cuando
hay que hacer una pausa
contemplarse a sí mismo
sin la fruición cotidiana
examinar el pasado
rubro por rubro
etapa por etapa
baldosa por baldosa
y no llorarse las mentiras
sino cantarse las verdades.

Mario Benedetti, en 'Pausa'

Fotografía de Alysa Monks


Tierra del fuego




En esta isla, la sangre se congela,
la piel se raja, la sangre se hace chillido,
y hasta las bestias, las plantas, los caminos
creen que la nieve es ajena al paraíso.


Aixa Rava, en 'Tierra del Fuego' (fragmento)

*Imagen adquirida de la web, desconozco la autoría



Argentina y sus poetas


correr no sé donde
aquí o allá 
singulares recodos desnudos
basta correr! 


Alejandra Pizarnik, en 'La tierra más ajena' (fragmento)


Creo en el ahora



Creo en el ahora.
Ayer ya ha desaparecido
mañana no ha llegado.
Creo en el presente
en la palabra que contiene
mi esperanza inmediata,
en la mirada que indaga
en universos literarios,
en mis dedos que navegan
sobre la página en blanco,
en mi mente que elucubra mil lógicas,
en mi corazón que desborda sentimiento.
Creo en este minuto
…en este instante
La vida se limita al ahora mismo.

María Teresa López en Paraiso de las letras

Lienzo: Bartlett Bob The Dowry


Refléxión


Nunca discutas con un imbécil
te hará descender a su nivel
y allí te ganará por experiencia.


María Teresa López, en 'Reflexión del día'

Está listo












Me he dedicado a borrar las páginas del cuaderno.
No.
No está vacío.
Está listo.

de Lola Crespo


Hasta luego





Ha llegado la hora de retirarse.
Estoy agradecido de todos,
tanto de los amigos complacientes
como de los enemigos frenéticos

[...]

Volveremos a vernos
en el mar, en la tierra donde sea.
Pórtense bien. . .

Nicanor Parra, en 'Hasta luego'

Doctor
















No es que no haya pasado por esto antes,
ni que desconozca este dolor que ha vuelto,
si bien es cierto que aún no he muerto,
hay un doloroso inventario en mis estantes.


Pero este dolor ha vuelto más sagaz y más agudo,
más experto, mas práctico y astuto,
se ha graduado y superado a si mismo,
hoy tiene títulos, doctorados y pergaminos.

Se burla de mi inteligencia y me tortura la razón,
me ensancha la herida y desgarra el corazón.


. . .


Las historias desvanecen




Tal vez los recuerdos nunca se alejen
y miles de historias aparezcan obstinadas
cada noche al dormir.
Tal vez una mañana,
llegado el momento de despertar,
al abandonar la cálida almohada
que te hizo recordar
compruebes que las historias desvanecen
y nuevas ilusiones te hacen soñar.

Carlota D.M., en 'Las historias desvanecen'

*Imagen adquirida de la web, desconozco la autoría

Ida y vuelta


















Pasé el pincel pequeño
con mucho cuidado
de no manchar la piel.
Esperé que secaran
y luego repetí el procedimiento
uña por uña:
no se veía ni un milímetro de las uñas originales.
Me dio una repentina
claustrofobia incontenible
como si me hubiera enterrado a mí misma
bajo un manto sintético.
El quitaesmalte
en pocos segundos
devolvió las uñas a la superficie.
Alivio.
Las manchitas blancas
que las uñas a veces tienen
me saludaban alegres
y parecían
margaritas salvajes en un campo soleado.

Gabriela Luzzi, en 'Ida y vuelda'


Isadora Duncan




Una vez fuiste salvaje.
No permitas que te domestiquen.

Isadora Duncan














Lienzo: Francesca Strino


Besa despacio

La vida es corta:
besa despacio,
ríe bien alto,
ama intensamente y
perdona rápido
                                                                                                                   
Anónimo


No molestar





Me resisto,
a saludar en el ascensor
a poner el televisor
y a pasar una semana sin hacer el amor.


No resisto a la tentación de colgar un letrero en mi puerta donde diga . . .





A virvir


Lienzo: Alexa Meade    


Después de hacer balance,
tras considerar
la situación de arriba abajo,
en frío,
he decidido
no volarme hoy tampoco
la tapa de los sesos.

Nunca se sabe, con la vida,
me he dicho.

                        Y además,
que carajo:
Ya que me trata peor que a un perro,
que se tome ella
la molestia de matarme.

Karmelo C. Iribaren, en 'A vivir'

Teoría de luz



















Por la rue de la Rèunion se llega a una entrada lateral del cementerio de Pére Lachaise.
La rue de la Rèunion no tiene otra salida que la puerta de ese cementerio.
Es una calle de adoquines gordos, como barrigas de peces muertos.
Los días de lluvia, que son muchos en París, los adoquines resbalan como anguilas
y apenas te dejan llegar al cementerio, qué cabrones.
Los habrá puesto un ángel malo o tal vez los muertos del Père Lachaise
para que les dejen en paz los turistas, los curiosos, los ladrones de tumbas.
Pero yo subo solo la pequeña cuesta y los empinados escalones
-qué tozudez la mía- para llegar hasta la tumba de Edith Piaff.
Allí me doy cuenta de que la rue de la Rèunión, ahora, está cuesta abajo.
De que el Père Lachaise está cuesta abajo.
Así que abandono a Edith y también al viejo zorro Manolito Godoy
-la última vez tenía una flor seca sobre su tumba-,
Y vuelvo aterrorizado al calor de los vivos.

Miguel Ángel Yusta, de 'Teoría de luz'


Clarice Lispector




No me dejes ir, puedo no volver más...

No esperes perderme para sentir mi falta.


Clarice Lispector 






Lienzo: Lorraine Christie

Mirarse el ombligo

Lo fascinante de dejar de mirarse el ombligo, 
es la posibilidad de observar la realidad desde otras perspectivas.
                                                                                                    
Enrique Conde


El día que has perdido ya no lo recuperarás


El día que has perdido
ya no lo recuperarás,
el mundo ha seguido adelante
te has quedado atrás
tienes las manos vacías
y los ojos vacíos
sentado en el parque
en un banco
observas una hormiga
pero también está ocupada y se va
te has quedado solo
no hay nadie a tu alrededor.

Ryszard Kapuscinski. Poesía completa
Traducción de Abel A. Murcia Soriano.



Lienzo: Ernest Kichner   ver más

Calderón de la Barca


¿Qué es la vida? Una ilusión,
una sombra, una ficción;
y el mayor bien es pequeño;
que toda la vida es sueño,
y los sueños, sueños son.

'La vida es sueño' es una obra de teatro de Pedro Calderón de la Barca, se estrenó en 1635. El tema central es la libertad frente al destino.

Dueña de mi vida


Lienzo: Patricia Millán


Soy la dueña de mis sueños
puedo dibujarlos o borrarlos según mi autoridad
puedo pintar un camino, una casa y hasta una ciudad
puedo borrar un sentimiento o pintar la más bella historia de amor.
Soy la dueña de mi vida y ésta …. soy yo.

Carlota D.M., en 'Dueña de mi vida'

Instalando MARIDO 1.0

Correo electrónico enviado a soporte técnico

A/A Soporte Técnico:

El año pasado actualicé mi versión NOVIO 5.0 por MARIDO 1.0 y me di cuenta de que se había ralentizado considerablemente el desempeño completo del sistema, particularmente las aplicaciones REGALO 2.0 y AMOR 3.5, que operaban de maravilla en la versión NOVIO 5.0

Además, MARIDO 1.0 me desinstaló otros programas valiosos del sistema como, ROMANCE 9.5 y ATENCIÓN PERSONAL 6.5, e instaló programas indeseables como CHAMPIONS LEAGUE 5.0, COPA DEL REY 3.0 y MOTOS GP 3.4

CONVERSACIÓN 8.0 jamás volvió a arrancar y TAREAS DOMÉSTICAS 2.6 simplemente hace que el sistema se colapse. He tratado de solucionar la situación con los programas DISCUSIÓN 2.6 y RECLAMOS 1.8, pero no están disponibles.

¿Qué puedo hacer?

Atentamente.

Desesperada


Respuesta del soporte técnico

Querida Desesperada:

Lo primero que tienes que tener en mente es que NOVIO 5.0 es un paquete de entretenimiento, mientras que MARIDO 1.0 es un sistema operativo.


Por favor, introduce el comando CREÍ QUE ME AMABAS.EXE e intenta descargar LÁGRIMAS 6.2 y no olvides instalar la actualización de NO SOY TU MADRE 3.0. Si la aplicación funciona tal y como está diseñada MARIDO 1.0 debería ejecutar automáticamente las aplicaciones de REGALO 2.0 y AMOR 3.5. Pero recuerda que un uso excesivo de estas aplicaciones puede causar que MARIDO 1.0 ejecute por defecto GRUÑÓN 2.5 y AMIGOTES 7.0 que es un programa muy malo que va a derivar en la descarga de RONQUIDOS BETA.

Cualquier cosa que hagas estará bien, pero por ningún motivo instales la aplicación SUEGRA 1.O ya que ejecuta un troyano que eventualmente tomará el control de todos los recursos del sistema. 

En resumen, MARIDO 1.0 es buen programa, pero tiene una memoria muy limitada y le cuesta ejecutar nuevas aplicaciones rápidamente, incluso en ocasiones no llega a ejecutarlas. Deberías considerar comprar un software adicional, tales como AMIGAS/OS para mejorar el desempeño y la memoria. Pero bajo ningún concepto instales CUERNOS 4.1 pues dañaría todo el sistema. 

Te recomendamos STREEPTEASE 7.7 

Buena Suerte.
Servicio Técnico


E-mail recibido hace algunos meses de CAMPEÓN 10.0

Vanidad


Todos los vicios dan treguas,
el glotón se agita,
el deshonesto se enfada,
el bebedor duerme,
el cruel se cansa.
pero la vanidad del mundo nunca dice basta,
siempre locura y más locura.

Baltasar Gracián

Toco tu boca



Fotografía: Jorge Warda   ver más


Toco tu boca, con un dedo toco el borde de tu boca, voy dibujándola como si saliera de mi mano, como si por primera vez tu boca se entreabriera, y me basta cerrar los ojos para deshacerlo todo y recomenzar, hago nacer cada vez la boca que deseo, la boca que mi mano elige y te dibuja en la cara, una boca elegida entre todas, con soberana libertad elegida por mí para dibujarla con mi mano por tu cara, y que por un azar que no busco comprender coincide exactamente con tu boca que sonríe por debajo de la que mi mano te dibuja.

Me miras, de cerca me miras, cada vez más de cerca y entonces jugamos al cíclope, nos miramos cada vez más de cerca y nuestros ojos se agrandan, se acercan entre sí, se superponen y los cíclopes se miran, respirando confundidos, las bocas se encuentran y luchan tibiamente, mordiéndose con los labios, apoyando apenas la lengua en los dientes, jugando en sus recintos donde un aire pesado va y viene con un perfume viejo y un silencio. Entonces mis manos buscan hundirse en tu pelo, acariciar lentamente la profundidad de tu pelo mientras nos besamos como si tuviéramos la boca llena de flores o de peces, de movimientos vivos, de fragancia oscura. Y si nos mordemos el dolor es dulce, y si nos ahogamos en un breve y terrible absorber simultáneo del aliento, esa instantánea muerte es bella. Y hay una sola saliva y un solo sabor a fruta madura, y yo te siento temblar contra mí como una luna en el agua.

Julio Cortázar, en 'Rayuela'

Laura Cerrato


26 ejemplos de tatuajes estilo acuarela artistica 08




... a veces se me pierden
las palabras
se incrustan
por ejemplo
en una frase
y es como si las propias
letras las devoraran ...

Laura Cerrato (fragmento. 35)





*Tattoo estilo acuarela   ver más

Edith Piaf


He amado en muchas partes del mundo, pero la sensación es otra cuando se ama en Paris,
será por su clima, su luz o las mismas sombras,
 pero en mi ciudad el sentimiento se multiplica y el gozo deshace.
Cada mañana, cuando despierto deseo ser amada con la misma sensación que experimento cuando canto sobre el escenario....
!!Nada mas maravilloso!!.

Edith Piaf


Locura de don Quijote



Digo, señor, que vuestra merced ha dicho muy bien: que para que pueda jurar sin cargo de conciencia que le he visto hacer locuras, será bien que vea siquiera una, aunque bien grande la he visto en la quedada de vuestra merced.

¿No te lo decía yo? -dijo don Quijote-: ¡Espérate, Sancho, que en un credo las haré!

Y, desnudándose con toda prisa los calzones, quedó en carnes y en pañales, y luego, sin lo más ni más, dio dos zapatetas en el aire y dos tumbas la cabeza abajo y los pies en alto, descubriendo cosas, que, por no verlas otra vez, volvió Sancho la rienda a Rocinante, y se dio por contento y satisfecho de que podía jurar que su amo quedaba loco.

Miguel de Cervantes, en 'El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha'


El loco de la colina





Por las mañanas no hago nada,
por las tardes paso a limpio lo que he hecho por la mañana.

de Jesús Quintero


Montparnasse




He vuelto mil veces a Montparnasse.
La gente en Montparnasse era elegante, distinguida y cortés.
Hoy es elegante, distinguida, apresurada y hambrienta.
Por eso la Coupole está siempre a rebosar:
se come, se bebe y se está en París.
Los camareros ya saben que el mundo está allí
y lo administran sabiamente.
Lo ordenan, lo dirigen y son felices.
Tal vez me siento en la silla de Hemingway,
tal vez abro ostras como él.
Quizás me encuentre con el fantasma de Carlos Gardel
o la sombra de Josephine Baker.
No me gustaría cenar con Sartre o Simone de Beauvoir,
me parecen muy serios y yo quiero comer tranquilo,
beber tranquilo, reír y gozar de mi compañía.
Y no pensar en la cuenta.
Ni en los fantasmas.

Miguel Ángel Yusta, de 'Teoría de luz'


*Imagen adquirida de la web, desconozco la autoría

Aprender de los fracasos





Si aprendes de tus fracasos 
realmente no has fracasado
                                                                                           
Zig Ziglar.








Fotografía: Katerina Bodrunova
ver más

El desnudo llevado al arte: una expresión sencilla de lo bello.


Lienzo: Patricia Millán


... turbia voy y me canso
de correr las llanuras y los diques saltar;
ya pasó la tormenta; necesito descanso,
ser azul como antes y, en voz baja cantar.


Luis Gonzaga Urbina, en 'Nuestras vidas son los ríos'

Recorriéndote



Quiero morder tu carne,
salada y fuerte,
empezar por tus brazos hermosos
como ramas de ceibo,
seguir por ese pecho con el que sueñan mis sueños
ese pecho-cueva donde se esconde mi cabeza
hurgando la ternura,
ese pecho que suena a tambores y vida continuada.
Quedarme allí un rato largo
enredando mis manos
en ese bosquecito de arbustos que te crece
suave y negro bajo mi piel desnuda
seguir después hacia tu ombligo
hacia ese centro donde te empieza el cosquilleo,
irte besando, mordiendo,
hasta llegar allí
a ese lugarcito
-apretado y secreto-
que se alegra ante mi presencia
que se adelanta a recibirme
y viene a mí
en toda su dureza de macho enardecido.
Bajar luego a tus piernas
firmes como tus convicciones guerrilleras,
esas piernas donde tu estatura se asienta
con las que vienes a mí
con las que me sostienes,
las que enredas en la noche entre las mías
blandas y femeninas.
Besar tus pies, amor,
que tanto tienen aun que recorrer sin mí
y volver a escalarte
hasta apretar tu boca con la mía,
hasta llenarme toda de tu saliva y tu aliento
hasta que entres en mí
con la fuerza de la marea
y me invadas con tu ir y venir
de mar furioso
y quedemos los dos tendidos y sudados
en la arena de las sábanas.

Gioconda Belli, en 'Recorriéndote'

Lienzo: Annick Bouvier


Ortografía













Escultora: Kelly Campbell 
ver más



Un andaluz 'mu' guasón,
hablando de ortografía,
quiso dar una lección
y dijo que se escribía
con "h" melocotón.
Dispense usted que le tache,
replicó un hombre de seso;
para que pueda ser eso
¿donde se pone la h"?
¿Que donde? En er mismo hueso.

(Anónimo)


Reaprender





De tanto usarlo se agotó el amor.
Hubo que dejarlo reposar.

Ahora
reaprendido
lo podremos disfrutar
con más pasión
con más amor.


Carlota D.M.





*Imagen adquirida de la web, desconozco la autoría


Así de simple




He soñado con la realidad. 
Con qué alivio me he despertado.

Stanislaw Jerzi Lec., en 'Pensamientos despeinados' 

Lienzo: Edward Hopper 
ver más


Desván







Necesito un candado para el viejo desván
y guardar bajo llave los recuerdos vividos.






*Imagen adquirida de la web, desconozco la autoría

Miguel de Unamuno


¿Soñar la muerte no es matar el sueño?
¿Vivir el sueño no es matar la vida?
¿a qué poner en ello tanto empeño?:

Último poema (fragmento), de Miguel de Unamuno

Alphonse Karr





La botánica no es una ciencia; 
es el arte de insultar a las flores 
en griego y latín. 


J.B. Alphonse Karr



*Lienzo: Simon Palmer
ver más


Diario de un novelista





El lápiz perfectamente afilado;
el papel,
persuasivo;
la silla, fantástica; y
 una buena luz,
y nada que escribir.

John Steinbeck, en 'Diario de un novelista'

*Lienzo: Adam Martinakis  
ver más


Roosevelt


En cualquier momento de decisión, 
lo mejor que puedes hacer es lo correcto, 
lo segundo mejor lo equivocado, 
y lo peor que puedes hacer es nada.

Theodore Roosevelt

José Emilio Pacheco
















Que otros hagan aún
el gran poema
los libros unitarios
las rotundas
obras que sean espejo
de armonía
A mí sólo me importa
el testimonio
del momento que pasa
las palabras
que dicta en su fluir
el tiempo en vuelo
La poesía que busco
es como un diario
en donde no hay proyecto ni medida.

José Emilio Pacheco, en 'A quien pueda interesar'

Lienzo: Chainikov Grigoriy Leonidovich

Camino de recuerdos

Toda mujer en algún momento de su vida necesita hacer una pausa en el camino. Hace algún tiempo su momento llegó y recordó lo que fue y pensó lo que había llegado a ser.

Recordó el dolor sufrido y al mirarlo comprobó que había aprendido a olvidar, al igual que se olvidan los viejos paraguas en un día nublado, solo te acuerdas de ellos cuando regresa la lluvia. Entendió que el tiempo no lo cura todo, siempre queda la cicatriz de las heridas, y que la distancia no hace el olvido pero difumina el dolor.

Con cada herida recibida crecía en altura. 







*Imagen adquirida de la web, desconozco la autoría

Kahlil Gibran

La poesía, queridos amigos,
es la encarnación sagrada de una sonrisa.

Kahlil Gibran (Poeta y filósofo libanés)

Madame Récamier


No hace mucho fijé mi atención en este cuadro de René Magritte en el cual, supuestamente, se retrata a Madame Recamier (Juliette) postrada en el diván. Recamier era una dama famosa por su belleza y elegancia en el París de finales del siglo XVII y principios del XVIII, sedujo a toda la galantería masculina de la capital.

La composición me hizo pensar en lo efímero que es nuestro paso por la vida. En ocasiones perdemos el tiempo pensando en cosas vanales y derrochamos los pequeños -importantes- detalles que la vida nos aporta.

(Madame Récamier, 1951, de René Magritte)


Platón

El precio de desentenderse de la política, 
es el de ser gobernado por los peores hombres.

Platón

Rosario Castellanos


He aquí la regla de oro, el secreto del orden: 
tener un sitio para cada cosa 
y tener 
cada cosa en su sitio. Así arreglé mi casa.

Impecable anaquel de los libros:
un apartado para las novelas,
otro para el ensayo
y la poesía en todo lo demás.

Si abres una alacena huele a espliego
y no confundirás los manteles de lino
con los que se usan cotidianamente.

Y hay también la vajilla de la gran ocasión
y la otra que se usa, se rompe, se repone
y nunca está completa.

La ropa en su cajón correspondiente
y los muebles guardando las distancias
y la composición que los hace armoniosos.

Naturalmente que la superficie
(de lo que sea) está pulida y limpia.
Y es también natural
que el polvo no se esconda en los rincones.

Pero hay algunas cosas
que provisionalmente coloqué aquí y allá
o que eché en el lugar de los trebejos.

Algunas cosas. Por ejemplo, un llanto
que no se lloró nunca;
una nostalgia de que me distraje,
un dolor, un dolor del que se borró el nombre,
un juramento no cumplido, un ansia
que se desvaneció como el perfume
de un frasco mal cerrado.
Y retazos de tiempo perdido en cualquier parte.

Esto me desazona. Siempre digo: mañana...
y luego olvido. Y muestro a las visitas,
orgullosa, una sala en la que resplandece
la regla de oro que me dio mi madre.


Rosario Castellanos, en 'Economía doméstica' de 'Poesía no eres tú'

La juventud de ahora... ¿no es como la de antes?


Comenta Javier Villena en su artículo -y así lo titula- que aquella jovenzuela hipermaquillada bailaba como si se tratara de una imitación de Shakira a manos de Cruz y Raya (ahora, José Mota). Movía las caderas a una velocidad superior a la de las canciones que sonaban y doblaba las rodillas hasta que su trasero alcanzaba a tocar el suelo. Con un vestido prácticamente transparente, había conseguido que hubiera como veinte chicos mirando lo que hacía antes de llegar a caerse. Yo, que cuando bailo, debo de ser un cruce entre Leonardo Dantés y Cristóbal Montoro, me quedo en la retaguardia, con un torrente inagotable de reflexiones. Un muermo que, no obstante, no podía parar de prestar atención a aquella escena.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...